Resumen

Para ti, el deporte es algo que está lejos de ser divertido. Y hay pocas cosas que te hagan querer realizar una actividad física. Pero sabes que moverte te hace bien…

¡Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a motivarte! ‍

  1. Buen humor
Buen humor para volver a amar un deporte.

¿No te sientes siempre mejor después de un buen entrenamiento? ¡La razón es el ejercicio en sí! Cuando realizamos una actividad física, nuestro cerebro libera endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad. Una vez que hemos secretado estas moléculas, ingresan a nuestro sistema nervioso, tejidos y sangre para crear una sensación de bienestar. Entonces, si quieres disfrutar de una descarga de endorfinas, ¡debes ponerte en movimiento! Cuando haces deporte reactivarás esa alegría de hacer ejercicio y la alegría de vivir. ¿Vale la pena intentarlo para estar de buen humor?

‍ ‍

  1. ‍ Haz 22 minutos por día

¡Siempre te dicen que el deporte es bueno para la salud! Y con razón, ya que la actividad física no aporta más que beneficios. Mejora tu resistencia, mantiene tus músculos y huesos en buenas condiciones, reduce el riesgo de enfermedades, elimina el estrés, ¡etc.! Pero con el trabajo, la familia y los amigos, no siempre es fácil encontrar tiempo para pensar en su estado físico. Sin embargo, no tiene sentido imponerse largas sesiones de entrenamiento para intentar sentirse mejor. ¿Por qué no levantarse un poco más temprano por la mañana para hacer ejercicio? ¡Solo unos simples estiramientos son perfectos para despertarte!

‍ ‍

  1. ‍ Adopte un estado de ánimo positivo
‍Adquiera un estado de ánimo positivo

Algunas mujeres odian absolutamente la idea de mostrar sus cuerpos en público y tienen miedo de que la gente las mire mientras hacen ejercicio. Significa que, sin darse cuenta, terminan en una situación en la que no pueden sentirse cómodos y se quedan estancados cuando llegan al gimnasio. 

Para redescubrir el placer del ejercicio, es necesario superar este obstáculo psicológico. Lo primero es aceptar tu cuerpo en aras de tu bienestar. ¡Cada mujer es diferente, incluida su forma! Te lo estarías perdiendo si no aprovecharas los beneficios de la actividad física para tu mente y tu cuerpo.

‍ ‍

  1. ‍ Encuentra la actividad adecuada

No hay nada más desalentador que hacer algo que no disfrutas. Si quieres aprender a amar el deporte, asegúrate de elegir una actividad que disfrutes. Es imprescindible si quieres divertirte. Dependiendo de quién seas, varía las clases a las que asistes para no aburrirte.

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *