Resumen

Ser zen también es una cuestión de alimentación. Empieza con el pie derecho y con la mente despejada, todo es posible con estos 5 alimentos para combatir el estrés.

  1. Cereales integrales para el buen humor

¡Pon cereales integrales en tu plato! Se trata de cereales que han conservado su cáscara exterior, ricos en fibra y con su germen. Cereales integrales ricos en vitamina B para equilibrar el estado de ánimo. Son saciantes y además contienen magnesio (esencial para los nervios y músculos), selenio y zinc (sistema inmunológico) y hierro para ayudar a luchar contra el cansancio. Quinoa, maíz, espelta, avena o arroz: cambia las cosas para desterrar el estrés. ¡Un gran impulso para el cuerpo!

  1. Levadura de cerveza para los nervios

Sorprendentemente, la levadura de cerveza desempeña un papel importante en la lucha contra el estrés y sus efectos: fatiga, ansiedad, nerviosismo, agotamiento… Es particularmente rica en vitaminas del grupo B, minerales esenciales y oligoelementos, protege los nervios, combate fatiga, modera los trastornos nerviosos. Para aliviar un toque de tristeza, comience a tomar levadura de cerveza y combínela con magnesio marino. ¿Por qué magnesio? Se descubrió que el estrés provoca su pérdida y que tal déficit provocaría una mayor sensibilidad al estrés. ‍

3 . Frutos secos para obtener energía

¿Por qué no comer algunos frutos secos como merienda? ¡No tenemos suficientes y, sin embargo, están llenos de beneficios! Aportan muchas vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo. El magnesio, formidable contra el cansancio y el estrés, está presente en casi todos los frutos secos. Y sobre todo en plátano seco. Su energía también puede ayudarte a recuperar tu vitalidad. Tomemos como ejemplo las pasas: están llenas de glucosa y fructosa y tienen un efecto estimulante sobre el estado de ánimo en poco tiempo. Las frutas secas, pequeñas pero duras, son las ganadoras.

  1. Chocolate amargo para el placer

No te costará acostumbrarte a esta idea: ¡el chocolate es bueno para la salud! No digas más… Especialmente cuando sabemos que el consumo diario de dos cuadrados de chocolate amargo resultaría en una disminución de la presión arterial. El chocolate rico en magnesio también es un alimento antiestrés por excelencia, especialmente el chocolate negro. También contienen feniletilamina, una hormona natural conocida como afrodisíaca, lo que le da fama de antidepresivo y estimulante natural. Podría simular los mismos efectos que cuando te enamoras. Ahora, tu amor por el chocolate ya no es un secreto…

  1. Pescado Azul para Omega 3

¡A los amantes del marisco les encantará esto! No hay nada como el pescado azul para calmar el estrés y levantar la moral. El atún, el salmón y la caballa son muy ricos en omega-3 que activa la secreción de melatonina (hormona reguladora del sueño) y facilita la producción de serotonina (hormona que afecta al estado de ánimo). Este ácido graso esencial todavía se utiliza para reducir los niveles de cortisol y adrenalina que suelen estar presentes en personas estresadas. Por último, el fósforo contenido en los pescados grasos actúa sobre el sistema nervioso y lo protege. ¡Sigue la dieta marina!

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *