Resumen

A pesar de tener casi 100 años, Pilates no muestra su edad y sigue ofreciendo muchos beneficios. ¡Y estos son beneficios que todos pueden disfrutar!

Pilates fue diseñado para ser una forma general y sostenible de mantener la forma física tonificando los diferentes grupos de músculos en lugar de solo aquellos que son visibles. Y este es el principal beneficio de Pilates. Sin realizar movimientos muy intensos, trabajarás todos tus músculos, fortalecerás aquellos que lo necesiten y, en particular, entrenarás tus músculos transversales, que son los responsables de tu postura. ‍ ‍ 1. Tu mejor postura

mujeres practicando pilates

¡Es la receta perfecta para tu salud y bienestar! «En la técnica de Pilates se utilizan numerosos músculos, sobre todo los abdominales, la zona lumbar y los glúteos», explica la osteópata Caroline Bonnière. «Al fortalecer estos diferentes grupos de músculos, podemos portarnos mejor. Un músculo transversal tonificado significa una espalda más recta. Estas técnicas nos permiten desarrollar, relajar y fortalecer los músculos responsables de una buena postura. Esta movilización general de la columna puede aliviar algo de dolor. Es increíblemente efectivo para prevenir todo tipo de enfermedades crónicas como lumbago, reumatismo, osteoporosis, etc. «Si pasas mucho tiempo frente a una computadora, Pilates te alentará a enderezar y extender la columna, en lugar de que encorvarse. ‍

2. Enderezarse naturalmente

mujeres haciendo plancha
hombre haciendo ejercicio
mujer ayudando a estirar

Durante las sesiones de Pilates debes prestar atención a realizar cada ejercicio con mucha precisión, alineando correctamente tu cuerpo y centrando tu core. Así que no puedes quedarte de cualquier manera. La forma en que realizas el movimiento o la postura es una parte esencial de Pilates. ¡Tu objetivo debe ser copiar los movimientos con la mayor precisión posible mientras prestas atención a dónde está tu cuerpo y cómo debería funcionar! Es algo que a menudo olvidamos cuando estamos atrapados en nuestra vida cotidiana. Movimiento tras movimiento, sesión tras sesión, mejorarás en la realización de las acciones y gradualmente te parecerán más naturales. Y estos buenos hábitos, respaldados por músculos cada vez más fuertes, empezarán a perdurar. Ya sea que estés en el trabajo, en casa o fuera de casa, ¡te encontrarás enderezándote de forma natural! Un consejo más: «Empieza siempre posicionando y alargando la columna, sea cual sea la postura, y exhala con cada acción, porque este es el punto en el que tus músculos se fortalecerán».

3. Espalda recta y estómago plano

mujer haciendo ejercicio

Otro beneficio innegable del Pilates es que tendrás una figura más firme al trabajar tus músculos. Un músculo transverso tonificado, por ejemplo, significa un vientre plano. ¡Y pronto verás la diferencia! Es una diferencia que, además de la sensación de bienestar que obtendrás con estas sesiones, te dará un impulso mental. Y te quedarás sintiendo que cuerpo y mente están en armonía. Vale la pena intentarlo, ¿no crees? Entonces, ¿cuándo vas a intentarlo? ¡Esperamos escucharlo todo, ya seas un principiante o un experto en Pilates! ‍

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *