Resumen

Caminar al aire libre siempre es mejor que caminar en el interior. Te ayuda a relajarte, aliviar el estrés y tiene más beneficios para la salud. 6 razones por las que deberías seguirlo.

La marcha activa es una actividad que se puede practicar en cualquier momento, tanto en interiores como en exteriores. Caminar en el interior es a veces una opción tentadora cuando las condiciones climáticas no son prometedoras… ¡Pero admite que caminar al aire libre, en un parque o al borde del agua, siempre es más inspirador tanto para tu mente como para tu cuerpo!

Caminata activa, aún mejor al aire libre: ¡probado 6 veces! ‍

  1. Caminar al aire libre: un momento de descompresión total

Está científicamente comprobado que: la práctica de deportes al aire libre genera pensamientos positivos y limita los efectos negativos del estrés en el organismo. Entonces, ¿a qué estás esperando? ¡Sal afuera! En primer lugar, simplemente déjate bañar por estos efectos relajantes, mientras te reconectas con la naturaleza que te rodea: observa, escucha, inhala… En una palabra: ¡relájate! ¿La mejor manera? Camine por la mañana para preparar su energía física y mental para afrontar el día que le espera.

‍ ‍

  1. Caminar al aire libre: una auténtica explosión de oxígeno

Cuando sales, respiras aire fresco y mejoras la oxigenación general de tu cuerpo. Al hacerlo, también aprendes a respirar correctamente y a medida que aumentes el número de salidas también aumentará tu capacidad pulmonar.

‍ ‍

  1. Disfruta de una sesión de caminata activa bajo el sol: tu dosis diaria de vitamina D

Caminar al aire libre también te aporta todos los beneficios de la luz natural y su aporte a la salud del organismo. Con buen o mal tiempo, su cuerpo recibirá su dosis diaria de vitamina D. También conocida como la «vitamina del sol», la D estimula su sistema cardiovascular y fortalece sus huesos. ¡Una sesión de fototerapia verdaderamente natural!

‍ ‍

  1. Caminar rápido al aire libre: encuentre su lugar feliz

Durante tu sesión de caminata activa, cuando estás en tu pico físico, tu cuerpo secreta naturalmente endorfinas, esas famosas «hormonas de la felicidad». También produce serotonina, la hormona del placer, cuya producción se acentúa especialmente bajo los efectos de la luz solar: ¡estarás en plena forma!

‍ ‍

  1. Caminar sobre terreno irregular: trabaja los músculos aún más intensamente

A diferencia del gimnasio, la naturaleza ofrece un terreno cambiante para caminar con su incesante relieve. Aprovecha estas irregularidades a tu favor, los tramos de subida y bajada variarán tu caminata y tus esfuerzos físicos. ¡Estarás tonificando simultáneamente tus glúteos y muslos!

‍ ‍

  1. Explora un nuevo entorno natural y la rutina desaparece por la ventana

Cambiar periódicamente de entorno (parque, bosque, lago, etc.) evita que caigas en una rutina aburrida. Si caminas siempre por el mismo camino o corres en el mismo lugar en tu cinta de correr, te encontrarás menos motivado para practicar deporte y poco a poco perderás el entusiasmo. ¡Esto no es nada sorprendente! Al variar sus sesiones de caminata activa al aire libre, fomentará su motivación y será más probable que practique a largo plazo, ¡en cualquier clima!

‍ ‍

¿Cuáles son sus razones personales para caminar activamente al aire libre? ¡A ti! ¿Cuáles son tus razones para hacer caminatas deportivas al aire libre? ‍ CONSULTA NUESTRA RANGO DE CAMINATA

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *