Resumen

¿Se te ha ocurrido alguna vez que caminar rápido o la marcha nórdica pueden estimular tu sistema inmunológico y protegerte de enfermedades relacionadas con el invierno que pueden arruinar tu vida diaria? ¡Caminar previene los resfriados!

Cada vez que hay un cambio de estación, tu cuerpo se verá afectado. Con la llegada del otoño y el invierno, ¿se le ha ocurrido alguna vez que caminar rápido o caminar nórdico puede estimular su sistema inmunológico y protegerlo de enfermedades relacionadas con el invierno que pueden arruinar su vida diaria? ¡Caminar previene los resfriados! ‍

1. ¿Qué es el Sistema Inmunológico?

El sistema inmunológico protege su cuerpo de infecciones, como bacterias y virus. Funciona de forma natural, pero, dadas las crecientes exigencias que se imponen al sistema con la llegada del otoño y el invierno, las siguientes sencillas medidas pueden resultar muy útiles. Quizás hayas notado que algunas personas se resfrían con más frecuencia que otras. La fortaleza de su sistema inmunológico depende en gran medida de sus hábitos de vida. La falta de actividad física, el estrés, el cansancio o el exceso de peso pueden debilitar el sistema inmunológico. Por lo tanto, para fortalecer su sistema inmunológico, debe controlar su dieta, sus niveles de estrés y fatiga y, al mismo tiempo, practicar deportes como la marcha, la marcha rápida o la marcha nórdica. ‍

2. ¿Por qué caminar fortalece el sistema inmunológico?

hombre y mujer en un paseo

A menudo mencionamos los beneficios que tanto la marcha rápida como la marcha nórdica tienen para la salud. Un efecto secundario de estos beneficios es activar y fortalecer tus defensas inmunes. ¡Caminar te hace más fuerte y más resistente a las infecciones! Caminar es un deporte de resistencia y, por lo tanto, desarrolla la aptitud cardíaca y mejora la circulación sanguínea: esto permite que el sistema inmunológico trabaje activamente en todo el cuerpo. Es más, caminar transforma el cansancio mental en cansancio físico. Una reducción de los niveles de estrés, gracias a la caminata, te ayudará a dormir mejor. El cerebro de una persona, que está más descansada, secretará más hormonas necesarias para que el sistema inmunológico funcione correctamente. Por eso caminar te ayuda a evitar enfermedades, resfriados, fatiga y mantiene tu cuerpo en buena forma. Además, este deporte es para todos: los más tensos pueden utilizarlo para desconectar y relajarse mientras que los más relajados podrán apreciar los efectos estimulantes de este deporte de resistencia. ‍

3. 4 consejos para disfrutar todos los beneficios de caminar y no enfermarse

  1. Un hecho evidente que nunca se repetirá lo suficiente: para disfrutar de los beneficios de caminar y mantenerse motivado, es necesario practicarlo de forma regular (al menos de 3 a 5 veces por semana).
  2. Sin embargo, ¡la buena noticia es que tampoco es aconsejable exagerar! El sobreentrenamiento tiene un impacto negativo en el sistema inmunológico. Tu capacidad física no debe agotarse. Por eso, de 20 a 30 minutos cinco veces por semana son suficientes para reforzar tus defensas contra los virus y bacterias del invierno.
  3. Camine no más de 1 a 2 horas antes de acostarse. Caminar aumenta la temperatura de tu cuerpo, lo que no ayuda cuando intentas conciliar el sueño.
  4. Esté preparado con el equipo adecuado si hace frío. Incluso con bajas temperaturas, el deporte tendrá mayores beneficios para la salud física y mental si se practica al aire libre que en el gimnasio. ‍
Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *