Resumen

Todos creemos saber qué es el deporte. ¿Pero qué es realmente? Comprender la definición, las diferentes disciplinas deportivas y cómo practicarlas.

1. Definición de deportes

El diccionario indica que el deporte es una actividad física regida por reglas, que pueden ser individuales o colectivas. Pierre de Coubertin consideraba que “el deporte busca el miedo para dominarlo, el cansancio para conquistarlo, la dificultad para superarlo”. Al fin y al cabo, el deporte es una cuestión de perspectiva, motivación y ganas. Por eso existe una variedad tan amplia de deportes: en equipo o en solitario, agresivos o suaves, prestigiosos o económicos, tradicionales o inusuales. ¿Sabías, por ejemplo, que el ajedrez y el póquer se consideran deportes? La verdadera pregunta es: ¿qué significa el deporte para usted? ¿Qué quieres del deporte? Te daremos algunas ideas.

2. Diferentes disciplinas deportivas

Es imposible no encontrar algo que te satisfaga en el vasto océano de deportes disponibles. Basta echar un vistazo al sitio web de Decathlon para descubrir una cifra impresionante: dejé de contar cuando superé los 200. Sin ningún orden concreto, hay deportes de raqueta ( tenis , squash , bádminton …), deportes de equipo ( fútbol , ​​balonmano, rugby). …), deportes de combate ( boxeo , esgrima, lucha libre…), deportes de motor (fórmula 1, rallycross, supercross…)… La lista continúa, aparentemente interminable. Algunos de estos deportes son complementarios: no nos cansaremos de recomendar que combines ejercicio cardiovascular, como caminar o correr , y una actividad que se centre más en la fuerza muscular.

3. ¿Cómo practico un deporte?

El ejercicio requiere un esfuerzo físico y/o mental: tumbarse en el sofá no puede considerarse un deporte, por muy rápido que camines. Para llamarse «deportivo», es necesario levantarse y moverse al menos un poco. ¡Eso significa comprometerse a hacer cosas fuera de sus actividades cotidianas! Las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre el ejercicio según la edad son las siguientes:

  • De 5 a 17 años, al menos 60 minutos diarios de ejercicio físico de intensidad moderada a vigorosa que estimule la actividad cardíaca del niño, y una actividad de fortalecimiento muscular y óseo al menos 3 veces por semana.
  • A partir de los 18 años, 150 minutos a la semana de actividad de intensidad moderada o 75 minutos de actividad de intensidad vigorosa y hasta 300 minutos a la semana para obtener beneficios adicionales para la salud.

Entre tú y yo, te recomiendo probar varios deportes, hasta encontrar el que más te convenga: no tienes por qué dedicarte al curling toda la vida. Y no dudes en hablar con un médico antes de empezar a practicar deporte. ¡Nos preocupamos por tu corazón!

‍ ‍

4. El deporte: también una cuestión de intensidad y edad

No es lo mismo hacer ejercicio a los 20 años que a los 60 o 70: tu cuerpo cambia a lo largo de tu vida y reacciona de manera diferente. Necesitas adaptarte. Pero tenga cuidado: no es imposible que una persona mayor le alcance en su carrera semanal… pero eso no es motivo para desanimarse y dejar de hacer actividad física. ¡Todo lo contrario! El cuerpo es una máquina que necesita ser engrasada periódicamente para poder funcionar al máximo: el deporte será tu combustible. Aprende a escucharte a ti mismo y mantente activo. El deporte te permite tenerlo todo: un momento para ti, tu cuerpo y tu bienestar. Ahora que tienes las cosas más claras en la cabeza, ¿te atrae algún deporte en concreto? ¿Necesitas más información sobre una actividad? Estamos aquí para ayudar.

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *