Resumen

¿Vives en una zona urbana y anhelas espacios amplios y abiertos para hacer deporte? ¡La ciudad te ofrece 100 oportunidades para hacer deporte!

Si crees que sólo los bosques y la costa te ofrecen oportunidades reales para correr, desarrollar músculos o hacer ejercicio, entonces te detendré ahí. ¡Con un poco de imaginación, el hormigón puede ofrecer muchas formas de moverse a diario! Caminar , correr , fortalecer músculos, actividades suaves de gimnasio , etc. En la ciudad podrás disfrutar de un campo deportivo muy amplio y practicar muchas disciplinas de forma gratuita. ‍

1. Viajes deportivos

Si se te acaba un poco el tiempo, tus desplazamientos en tranvía, metro o autobús hasta la oficina, puedes realizarlos parcial o totalmente a pie, en patinete, en bicicleta, etc. ¿Qué mejor manera de llegar al trabajo después de los 30? minutos de actividad física? “En la ciudad no siempre nos damos cuenta, pero podemos recorrer rápidamente varios kilómetros a pie”, explica Joëlle Jolly, educadora en deporte y salud. “El entorno está cambiando rápidamente, es todo ajetreo y nuestra atención se centra en 1000 cosas. Caminar o correr, que no se ponen a prueba en espacios abiertos, se siente de otra manera… Y puede que sea incluso más fácil moverse en las zonas urbanas”. Además, las comunidades ahora prefieren superficies blandas, lo que hace mucho más fácil su viaje sobre dos ruedas.

2. Mobiliario urbano, tu nuevo amigo

La ciudad también te ofrece la oportunidad de variar caminos y probar diferentes ejercicios. ¿Una escalera? ¡Perfecto para cambiar de ritmo y trabajar tus muslos! Utilizado de forma convencional o en una pierna, ¡los efectos se sienten muy rápidamente! ¿Un muro bajo? ¡Sube, baja y date una sesión de step mientras pasas! ¿Un banco? ¡Coloca tu pie sobre él y estírate adecuadamente! ¡O incluso úsalo para hacer algunas flexiones! ¿Una mesa de picnic de madera? ¡Es genial para una sesión de abdominales! ¿Pequeños obstáculos de cualquier tipo? ¡ Estos son excelentes objetivos para el golf callejero ! En definitiva, como ves, el mobiliario urbano se ha convertido en una forma divertida de hacer ejercicio. “El deporte también nos permite (re)descubrir el entorno en el que vivimos y disfrutarlo”, afirma el psicoterapeuta Bruno Dumait. 

Hacer ejercicio en la ciudad también puede implicar tomar tu estera de yoga y colocarla en medio del parque para practicar al aire libre. Cuando brilla el sol, ¡qué sensación tan agradable realizar tus poses al aire libre y saludar al sol directamente! Es más, hacer ejercicio en la ciudad también es la oportunidad de salir de casa. ¿Y por qué no quedar y hacer ejercicio con tu vecino que hace Pilates? Si prefieres jugar al fútbol, ​​a la pelota o al volante de bádminton, la ciudad ofrece diversas zonas para jugar. ¡Ahora estás listo para un gran partido de fútbol o de baloncesto! ‍

Conclusión

¡Tener una agenda apretada no debería ser un obstáculo para calzarte las zapatillas de correr y disfrutar de una simple sesión de ejercicio de media hora!

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *