Resumen

¿Es bueno hacer deporte estando enfermo? Consulta nuestro artículo para saber si debes hacer ejercicio para sentirte mejor cuando estás enfermo. ¡Debe leer!

Tanto los adictos como los deportistas ocasionales necesitan su dosis de deporte. Pero a veces simplemente hay que afrontar el hecho de que no se encuentra bien. Una secreción nasal o un dolor de barriga que pide un descanso…

Algunos consejos le ayudarán en esta área…

consejos deportivos

¿Se puede practicar deporte con un resfriado, una tos leve o un dolor de cabeza?

Secreción nasal, estornudos interminables, dolor de garganta… Lo más probable es que hayas cogido un resfriado invernal. Pero aunque no te sientas en plena forma, no significa que tengas que dejar de practicar tu deporte favorito. Por el contrario, el deporte puede ayudarte a mantener la máquina en forma y a recuperarte más rápidamente. Pero hay que tomárselo con calma para no agotarse. Por lo que se aconseja reducir el nivel habitual de intensidad, para evitar quedar definitivamente encamado.

deporte para la fiebre

¿Y qué pasa con la gripe, la gastroenteritis y la fiebre?

Estas enfermedades son un asunto bastante diferente. La gripe, la gastroenteritis y los dolores de estómago a veces pueden provocar temperaturas elevadas. En este caso, es mejor dejar de lado el deporte por completo. Tu cuerpo necesita concentrar todos sus recursos en mejorar. Además de simplemente escuchar tu cuerpo, aquí tienes otro sencillo consejo para saber si estás en condiciones de hacer deporte o no. Los síntomas situados por encima de la línea de los hombros (tos leve, secreción nasal, dolores de cabeza, etc.) no tendrán un impacto global en su actividad deportiva. Cualquier cosa por debajo de la línea de los hombros, como dolor de estómago o fiebre, constituye una contraindicación precisa. Y hay otra razón para abandonar el deporte cuando se está gravemente enfermo. ¡Podrías terminar contaminando a tus compañeros durante la sesión de práctica! Lo mejor que puedes hacer es guardarte los gérmenes, mantenerte abrigado en casa y cuidarte.

entrenamiento DESPUÉS DE UNA ENFERMEDAD

¿Cuándo puedo empezar a entrenar de nuevo después de una enfermedad?

No existe un cronograma preciso para el regreso al deporte después de una enfermedad. Cada uno se recupera a su propio ritmo y, evidentemente, todo depende de la enfermedad en cuestión. Lo mejor que puedes hacer es escuchar a tu cuerpo. Si te sientes apático, entonces no tientes al destino y tómatelo con calma unos días más. Es preferible ponerse en forma que sobrepasarse y pagar el precio durante meses. En caso de duda sobre algún síntoma persistente, busque atención médica. Sólo un médico puede decirle qué hacer. ‍

NO IMPORTA LO QUE PASA, EL DEPORTE REGULAR TE MANTENDRÁ EN BUENA FORMA TODO EL AÑO. EL DEPORTE ES LA MEJOR MEDICINA QUE CUALQUIERA TE PUEDE RECETAR 

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *