Resumen

El yoga prenatal está diseñado para ayudar a las mujeres embarazadas a mantenerse sanas física y mentalmente durante el embarazo y después.

¿Qué es el yoga prenatal?

El yoga prenatal gira en torno a técnicas de respiración y posturas físicas que ayudan a las mujeres embarazadas antes, durante y después del parto. Los instructores brindan diversos apoyos para ayudar a las mujeres a realizar las posturas cómodamente para que puedan mejorar su fuerza y ​​​​flexibilidad y estar mejor preparadas para el parto. Estas posturas a menudo se modifican porque las asanas normales pueden resultar agotadoras para las articulaciones y las caderas durante el embarazo. Las clases también se centran en técnicas de respiración que le ayudarán a controlar su respiración durante el parto. Y por último, pero no menos importante, las clases de yoga prenatal son una oportunidad para conocer a otras mujeres embarazadas y charlar con ellas para tener un círculo de apoyo más grande a tu alrededor.

Beneficios

¡ El yoga prenatal tiene numerosos beneficios para tu salud física y mental antes del gran día! ‍

  1. Físicamente:
  • Aumenta tu fuerza, resistencia y flexibilidad antes del nacimiento.
  • Te ayuda a dormir
  • Alivia el dolor lumbar
  1. Mentalmente:
  • Reduce el estrés y la ansiedad.
  • Mejora la concentración

Qué pasará en tu primera clase:

Probablemente tu maestro te preguntará cuántos meses llevas de embarazo para asegurarse de que la clase satisfaga mejor tus necesidades. No dudes en preguntarles cualquier duda que tengas antes de empezar. Las clases generalmente comienzan con un calentamiento y luego pasan a posturas suaves de yoga utilizando varios accesorios. Todo está diseñado para ser apto para mujeres embarazadas. También aprenderás diferentes técnicas de respiración que te ayudarán durante el parto. Las clases de yoga prenatal finalizan con una savasana adaptada a tu trimestre para que puedas relajarte y recuperarte.

Lo que necesitas para hacer yoga:

  • Una colchoneta : elige una colchoneta cómoda y de al menos 5 mm de espesor.
  • Pantalones cropped, leggings o pantalones premamá: Lo mejor que puedes llevar son unos pantalones cropped, leggings o pantalones premamá de algodón o de tela elástica y transpirable para que puedas moverte.
  • Un top adecuado: Una camiseta sin mangas o una camiseta te permitirán moverte y se ajustan cómodamente a tu vientre. También es buena idea llevar una sudadera o un cárdigan para abrigarte durante la clase.
  • Accesorios y atrezo: La mayor parte del equipamiento que necesitas te lo proporcionará el estudio, pero si quieres hacer un poco más de yoga en casa, puedes conseguir tus propios cojines, ladrillos y alfombras para que puedas ejercitarte cómodamente.
Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *