Resumen

Para empezar el año con tranquilidad y sin exagerar, Nabaiji ha ideado un entrenamiento especial de “vuelta al agua”, inspirado en los mejores métodos para quemar el exceso de calorías.

Todo se reduce a ajustar nuestros entrenamientos para incorporar cambios en brazadas, equipamiento y ritmo, aprovechando los tiempos de descanso. ‍

Puedes adaptarlo fácilmente a todos los niveles. Simplemente cambie las distancias de cada parte dependiendo de su nivel de comodidad. ¡Por lo tanto, los nadadores experimentados pueden agregar el estilo mariposa (el rey de la quema de calorías) a este entrenamiento! Sin más, ¡preparémonos para trabajar duro y lanzarnos al agua! ‍

‍ 1. Calentamiento (15 minutos)

La parte más importante de tu programa de entrenamiento. Calienta durante 15 minutos para despertar todas tus articulaciones y músculos. Aumentar tu frecuencia cardíaca también te ayudará a aprovechar tus reservas más rápido durante la sesión. También de alguna manera evita lesiones y lo mantiene seguro.

  • Mariposa de 25 metros.
  • 25 metros espalda
  • 25 metros braza
  • 25 metros crol delantero
  • 50 metros crol delantero
  • 25 metros espalda
  • 25 metros braza

Repite esta rutina al menos 4 veces, o más dependiendo de tu facilidad. No dudes en acelerar más de 25 metros durante cada repetición para acelerar el cardio.

‍ 2. Serie (25 Minutos)

Los ejercicios sugeridos incluyen alternar diferentes estilos de natación, equipamiento y velocidad, obligando al cuerpo a adaptarse rápidamente y así gastar más energía.

  • 75 metros braza a ritmo moderado
  • 25 metros braza a ritmo rápido
  • 25 metros Doble brazo Espalda, lentamente
  • 75 metros espalda a ritmo moderado
  • 25 metros espalda a ritmo rápido
  • 25 metros Doble brazo Espalda, lentamente
  • 75 metros crol a ritmo moderado
  • 25 metros crol delantero a ritmo rápido
  • 25 metros Doble brazo Espalda, lentamente
  • 75 metros Mariposa a ritmo moderado
  • 25 metros Mariposa a paso rápido
  • 25 metros espalda con dos brazos, lentamente

La rutina debe repetirse 3 veces. La primera vez con pull boy y remos de natación, la segunda vez con tabla y aletas, la tercera vez con brazada completa (sin equipo).

‍ 3. Descanso (5 minutos)

Ahora, enfríate sin dejar de moverte para que el cuerpo se vaya relajando poco a poco pero siga quemando calorías. No olvides relajar los músculos y concentrarte en tu técnica de natación.

  • ondulaciones de 25m
  • 25m patadas en la espalda
  • movimientos de tijera de 25m
  • 25 m patadas en el estómago

¡Bien hecho, has terminado! ¡Date una plamadita en la espalda! ¡Acabas de recorrer nada menos que dos kilómetros en tan solo una hora! ¿Fue difícil la recuperación? No te preocupes, las sesiones regulares lo harán cada vez más fácil y divertido. ¡Repite este entrenamiento cuando te apetezca! No olvides estirar e hidratarte para prevenir dolores musculares al día siguiente. No dudes en darte una ducha fría para aumentar la circulación y acelerar la recuperación y… ¡quemar calorías! ¡Nos vemos muy pronto para un nuevo entrenamiento! ‍

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *