Resumen

La barra de tracción es un completo equipamiento de musculación, ideal para ganar una buena musculatura en la parte superior del cuerpo. Para elegir el modelo correcto, ¡sigue la guía!

Hay dos tipos de barras de tracción: ‍ Las que se instalan en el marco de una puerta y las que cuelgan de la pared. Los que se fijan a una puerta se fijan mediante presión, por lo que son desmontables y no requieren perforación. Para elegir entre estos 2 tipos de bardas, puedes utilizar 5 criterios: Solidez, Versatilidad, Compacidad, Ergonomía, Agarre, Facilidad de montaje/desmontaje. ‍

1. Solidez

Hay dos factores a considerar: tu peso y la carga máxima (barra + disco o mancuernas) que puede soportar el banco.

La rigidez de la barra y la resistencia del marco son determinantes. Por tanto, hay que pensar en el peso que pueden soportar los diferentes modelos (la carga máxima suele variar entre 130 kg y 150 kg). Para barras sin fijación, un buen agarre es esencial: las gomas sólidas y resistentes de la barra te permiten entrenar con seguridad mientras proteges tu hogar

2. Versatilidad

La elección de una barra de tracción se basa en la cantidad de grupos de músculos que desea trabajar. Así que observe de cerca la cantidad de agarres y ejercicios posibles que se ofrecen: tirones, bombeos, fondos, trabajo de hombros y brazos. Para entrenamientos más completos, elige una barra con soporte de pared. Más estable y robusto, permite aumentar el número de ejercicios y pesarse con un chaleco o cinturón. ‍

3. Diseño compacto

Algunas barras de tracción son fáciles de guardar, son flexibles y se pliegan contra la pared. ¡Esta ventaja nada despreciable es práctica para ahorrar espacio! ‍

4. Agarre ergonómico

Considere probar la comodidad de diferentes barras. Los que tienen espuma fuerte y espesa serán más cómodos, especialmente si haces muchos ejercicios diferentes. Te ofrecen un mejor agarre.

5. Fácil instalación y desmontaje

Las barras que se instalan en el marco de una puerta son muy prácticas ya que no requieren taladrar, por lo que no necesitan herramientas. El sistema de fijación a presión facilita el ajuste y la instalación en segundos.

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *