Resumen

Los ejercitadores de abdominales suelen ser fáciles de usar y ofrecen una variedad de ejercicios tanto para los músculos abdominales profundos como para los del estómago. Lea nuestros consejos sobre cómo elegir un ejercitador de abdominales.

Los ejercitadores de abdominales suelen ser fáciles de usar, compactos y ofrecen la posibilidad de realizar una variedad de ejercicios. Pero, ¿qué deberías ponerte en función de tus objetivos de fitness?

La elección de un ejercitador de abdominales depende de tus objetivos: trabajar los músculos profundos (efecto abdomen plano) o los músculos superficiales (estómago como una tabla de lavar). Hay dos tipos de ejercitadores que te hacen trabajar de forma estática o dinámica.

‍ ‍

1. Dinámico

ejercicio dinámico de abdominales

Si quieres trabajar tus abdominales y crear un estómago tipo «tabla de lavar», tendrás que trabajar todos los músculos abdominales superficiales. Para hacer esto, necesitas trabajar dinámicamente (levantando el pecho) con ejercitadores de abdominales como entrenadores de abdominales o bancos de abdominales que te permiten realizar varios ejercicios. Para encontrar el ejercitador de abdominales adecuado, considere la durabilidad, las funciones y el diseño compacto de los modelos.

2. Estático

ejercicio de abdominales estáticos

También puedes adelgazar tu figura para lograr un efecto de «vientre plano» trabajando los músculos centrales profundos mediante ejercicios estáticos. Además del aspecto estético, este tipo de trabajo ayuda a mejorar la postura y protege la zona lumbar. Accesorios como una pelota de gimnasia que mejoran el equilibrio y crean inestabilidad son perfectos para este tipo de ejercicio. Los bancos de pesas no te permitirán realizar trabajos de fuerza estática.

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *