Resumen

¿Parece que la punta de su taco de billar se está desgastando? ¡Eso es perfectamente normal! Es una pieza desgastada que debe ser reemplazada periódicamente. Vale, pero ¿cómo se hace?

Cambiar un taco: ¿Cómo reparar un taco de billar?

La punta es el final del taco de billar (a menudo llamada tapa). Esta pieza entra en contacto con la bola blanca: se desgasta y hay que cambiarla periódicamente. ¿Parece que la punta, el extremo de su taco de billar , se está desgastando? ¡Es perfectamente normal! Es una pieza de desgaste que entra en contacto con la pelota y debe ser reemplazada periódicamente. Sí, pero… ¿cómo se hace? 

Requisitos de hardware

Un cuchillo Stanley. Un tubo de superpegamento. Papel de lija. Tu nueva punta, adecuada a tu tipo de taco y su diámetro. Tenga mucho cuidado al utilizar el cuchillo Stanley (que puede romperse) y el pegamento. ¡Considere usar guantes protectores! Estas herramientas deben utilizarse con precaución y, a ser posible, sin niños cerca. ‍

1. Retire la punta dañada

El cuchillo Stanley te ayudará a quitar la punta dañada. Una vez retirada la punta, es posible que notes que el extremo de la férula está sucio y tiene residuos de la punta vieja. Por lo tanto, debes lijar este extremo para que quede limpio y liso. ‍

2. Lijar la nueva punta

El objetivo es el mismo que al lijar la virola: conseguir una superficie lisa. ‍

Un consejo de Denis, ingeniero de billar de DECATHLON

Utilice el cuchillo Stanley para cortar algunas ranuras poco profundas en la parte posterior (lado de la férula) de la punta. El objetivo: tallar ranuras muy poco profundas para que el pegamento penetre mejor y la punta se quede mejor. ‍

Puedes limar la férula si el lijado no es suficiente.

La punta y la virola constituyen dos partes distintas de su taco de billar. La punta, el extremo del taco, entra en contacto con la pelota. La virola es la parte justo encima de la punta. Comprueba que cada superficie esté lisa para asegurar que las dos partes se adhieran bien y evitar malos juegos. ‍

3. Pegue la punta

El momento crucial: ¡añade un poco de pegamento! Presta atención a la cantidad y evita utilizar demasiado pegamento. Considere usar un par de guantes finos si le preocupa mancharse los dedos con pegamento. Aplique presión durante uno o dos minutos. Aunque el tiempo parezca excesivo, es mejor asegurarse de que la punta se adhiera bien.

4. Ajuste la punta y la virola.

Rara vez la punta se ajusta perfectamente al diámetro de su férula: sólo necesita afinar la punta. Un pequeño trozo de papel de lija delineará todo. Úsalo para redondear los ángulos de la punta (según tus preferencias de juego). ¡Un poco de tiza y listo! Has cambiado tu propina. Seguramente todos tendrán sus propios consejos… ¡así que asegúrese de compartirlos con nosotros! ‍

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *