Resumen

¿Su hijo acaba de aprender a andar en bicicleta? ¡Ahora puedes enseñarles a dominar su corcel! Ya sea al arrancar, frenar, equilibrar o girar, tenemos una serie de consejos prácticos que le ayudarán a seguir adelante.

Enseñar a su hijo a andar en bicicleta: algunos ejercicios prácticos

¿ Su hijo acaba de aprender a andar en bicicleta ? ¡Ahora puedes enseñarles a dominar su corcel! Ya sea al arrancar, frenar, equilibrar o girar, tenemos una variedad de ejercicios educativos y consejos prácticos para ayudarlos a progresar.

1. Aprender a pedalear y empujar

¡Ir en bicicleta puede resultar complicado para los niños! Para poder ponerse en marcha sin perder el equilibrio, su hijo, en primer lugar, debe poder poner los pies en los pedales sin mirar. Si uno de sus pies resbala, quiere poder encontrar fácilmente el pedal nuevamente. Para enseñarles a impulsarse, pídales que coloquen el pie delantero más alto que el eje del pedal. Esto les dará más potencia para girar los pedales y aumentará su velocidad para que sea más fácil mantener el equilibrio. También puede hacer que prueben algunos ejercicios: pídales que comiencen en una suave pendiente cuesta abajo para facilitar las cosas. Una vez que hayan dado algunas vueltas al pedal, cambie a terreno llano y luego avance a una ligera pendiente ascendente. Esto mejorará su equilibrio, técnica y potencia de pedaleo.

2. Equilibrio: ¡haz una carrera lenta!

 Ya sea solo, contigo o con un amigo, haz que tu hijo monte en bicicleta lentamente para trabajar su estabilidad. Establece un recorrido y organiza una carrera lenta: ¡cronometra cómo lo hacen para que sea un desafío mayor!  Esto les ayudará a andar en bicicleta lentamente, empujarse o tratar con peatones.  

3. Dirección: su hijo al mando

Ayude a su hijo a dirigir su bicicleta y mantener el control estableciéndole algunos ejercicios, dependiendo de su edad y agilidad: –  Haga que su hijo siga una línea enseñándole a mirar hacia adelante. Luego puedes pararte un poco más lejos y señalar hacia la derecha o hacia la izquierda para que giren en un sentido u otro. ¡Es una buena manera de comprobar que están mirando lo suficientemente lejos! –  . Configure un recorrido de slalom para su ciclista en ciernes, con conos o marcas en el suelo colocados lo suficientemente separados para que pueda maniobrar sin caerse. Poco a poco, acerca los conos para ayudar a tu hijo a progresar. También puede crear una variante con una hilera en forma de ocho. – 

4. Frenado: enséñele a su hijo precisión y potencia

Si su hijo puede mantener el equilibrio, pedalear y girar con facilidad, ¡asegúrese de explicarle también cómo frenar de forma segura! Un recordatorio rápido: para una frenada potente pero sin riesgos, el mejor equilibrio es 1/3 detrás y 2/3 delante. A continuación te proponemos dos ejercicios que enseñarán a tu hijo a frenar eficazmente mientras desarrolla sus reacciones: –  Aumenta gradualmente la velocidad a la que circula hacia la línea. Esto los acostumbrará a calcular la distancia de frenado cuando se encuentren en un cruce o en un semáforo. –  Cuando grites “STOP”, tu hijo debe frenar y pisar a fondo. Cuando grites “GO”, deberían ponerse en marcha de nuevo. Este ejercicio los preparará para los peligros de andar en bicicleta en la vía pública. Importante: para mantener a tu hijo seguro, todos estos ejercicios deben realizarse lejos del tráfico, preferiblemente en un aparcamiento vacío. ¡Estos divertidos ejercicios ayudarán a tu hijo a aprender los conceptos básicos del ciclismo mientras se divierte! Al desarrollar sus reacciones, dirección y equilibrio, ganarán confianza en su bicicleta y aprenderán a conducir con seguridad en un entorno urbano.

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *