Resumen

¿Sabías que el deporte puede eliminar las hormonas del estrés para ayudarte a afrontar los problemas diarios con calma? Nuestra experta Delphine comparte sus mejores consejos para gestionar el estrés.

1. ¿Qué es el estrés?

Cuando te encuentras en una situación estresante, tu cuerpo libera hormonas similares a la adrenalina. Estas hormonas agudizan su concentración y sus capacidades físicas, hacen que su presión arterial aumente y hacen que su corazón lata más rápido. Todo esto sucede para ayudarle a afrontar situaciones inesperadas o esfuerzos intensos. Para ayudar al cuerpo a manejar la respuesta de «lucha o huida», el cerebro libera hormonas que alivian el dolor llamadas endorfinas.

2. ¿Es el deporte una buena forma de combatir el estrés?

El estrés es una reacción especialmente propicia al ejercicio físico. El deporte libera estrés y puede ayudarte a eliminar las hormonas del estrés para ayudarte a afrontar los problemas diarios con calma. El ejercicio físico favorece el bienestar y alivia el estrés. Las endorfinas que se producen durante el deporte ayudan a aliviar el dolor y te hacen sentir genial. Además de los efectos puramente químicos en el organismo, el deporte tiene considerables beneficios antiestrés. Muchos deportes técnicos requieren un cierto nivel de concentración, lo que te obliga a estar realmente en el momento. El deporte también suele asociarse a objetivos que queremos alcanzar y nos permite escapar de nuestras preocupaciones diarias. Ir al gimnasio es una excelente manera de conocer otras personas, cambiar de escenario y eliminar el estrés.

3. ¿Qué deporte es mejor para combatir el estrés?

Con sus numerosos beneficios, el deporte es obviamente una excelente manera de combatir el estrés. Según tu personalidad, quizás prefieras actividades en grupo y deportes técnicos que requieran comunicación y concentración. O bien, puede que seas de los que prefiera una actividad deportiva relajante que canalice tu energía para calmarte y tranquilizarte, como yoga , pilates o estiramientos.

4. Respiración relajante: un aliado contra el estrés

¿Alguna vez has pensado en concentrarte en tu respiración cuando estás estresado? Para concentrarse en su respiración, pruebe este ejercicio: acuéstese en el suelo con las rodillas dobladas, los pies en el suelo y las manos sobre el estómago. Respire profundamente por la nariz, cierre los ojos y sienta cómo se expande su estómago. Aguanta la respiración por un momento. Tensa todos los músculos de tu cuerpo lo más fuerte que puedas, concentrándote completamente en esto. Luego, libera los músculos y exhala por la boca lo más profundamente posible mientras sientes que tu estómago se hunde hacia el suelo.  

Esta respiración abdominal es una excelente forma de liberar estrés. Pruébalo durante todo el día para ayudarte a relajarte.

5. Seis posturas para aliviar el estrés

Aquí tienes una breve rutina de yoga que te ayudará a eliminar el estrés. Esta serie de asanas es una mezcla de posturas de equilibrio (fuerza, estabilidad, concentración interior), flexiones hacia adelante (relajantes y calmantes) y flexiones hacia atrás (para regenerar células y llevar sangre fresca al cerebro). Haz esta serie todas las mañanas al despertarte o al final de un día agitado para ganar una sensación de serenidad. Estas posturas reparadoras te harán sentir tranquilo y relajado.

‍ ‍

Pose 1: Pose de montaña

ejercicio de postura de montaña

Ponte de pie y levanta los brazos lo más alto que puedas. Intenta estirarte unos centímetros más y tensar los músculos de la cintura. Estire la columna vertebral mientras relaja los músculos de la parte superior del cuerpo. Mantén la posición durante tres a cinco respiraciones.

‍ ‍

Pose 2: Inclinación hacia adelante

ejercicio de flexión hacia adelante

Doble hacia adelante con las piernas estiradas y deje que la parte superior del cuerpo se relaje y los brazos cuelguen. Mantén la posición durante 30 segundos y luego vuelve a subir lentamente.

‍ ‍

Pose 3: Perro boca abajo

ejercicio boca abajo

Colóquese en posición de mesa. Coloque las manos planas, asegurándose de que estén paralelas, directamente debajo de los hombros. Tus pies deben estar separados al ancho de tus caderas, alineados con tus manos. Ponte de puntillas y empuja lentamente las caderas hacia el techo, manteniendo los brazos y las piernas estirados. Mantén la posición durante 30 a 40 segundos, respirando lenta y profundamente.

‍ ‍

Pose 4: Gato/Perro

ejercicio en el auto

Colóquese en posición de mesa. Inhala, ahueca tu espalda (perro) y levanta la cabeza, baja los hombros y deja que tu estómago se hunda hacia el suelo. Exhala mientras doblas la espalda (gato), bajando la cabeza y acercando el estómago. Repita cinco veces, alternando entre perro y gato.

‍ ‍

Pose 5: Pose del niño

ejercicio de postura infantil

Arrodíllate y luego siéntate sobre los talones, con los brazos a lo largo del cuerpo. Inclina lentamente la parte superior del cuerpo hacia adelante, inclinándote desde la cintura, hasta que tu frente toque el suelo. Respira normalmente, concentrándote en el lugar donde tu frente toca el suelo. Puedes permanecer allí todo el tiempo que quieras, hasta 5 minutos.

‍ ‍

Pose 6: Inclinación hacia adelante sentado

ejercicio de flexión hacia adelante sentado

Siéntese en una posición sentada sencilla, con las piernas cruzadas y coloque las manos sobre el estómago. Respire lentamente durante 10 a 15 segundos. Inclínate hacia adelante, tocando el suelo con la frente y mantente así durante 10 a 15 segundos. Enrolle lentamente, una vértebra a la vez. ‍

Estos consejos le ayudarán a controlar su estrés. ¡Prueba a incorporarlos a tu rutina diaria para sentirte mejor tanto en cuerpo como en mente! ‍

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *