Resumen

Para los amantes de las piscinas cubiertas o de las piscinas climatizadas y deseosos de descubrir nuevas sensaciones acuáticas, ¡las aguas abiertas podrían ser LA solución!

Nadar en aguas abiertas, como su nombre indica, es un deporte al aire libre. Lago de montaña, mar o río, las aguas abiertas ofrecen una diversidad que no se puede encontrar en la piscina. Esta disciplina puede, por tanto, convertirse en una práctica ideal para todo aquel que quiera romper con la monotonía del entrenamiento en piscina.

1. Natación en aguas abiertas: un deporte con sensaciones

Es una disciplina que se practica en un entorno natural y que suele consistir en recorrer largas distancias que van desde una hasta varias decenas de kilómetros. Se ha convertido en una disciplina olímpica desde los Juegos Olímpicos de 2008. Pero la única prueba que ha integrado el programa olímpico son los 10 km. Como puedes ver, las aguas abiertas requieren resistencia, pero también táctica. De hecho, es importante saber gestionar el esfuerzo para no romperse desde los primeros metros. Cabe destacar también que el apoyo en el agua no es el mismo que en la piscina y la ausencia de giro dificulta el ejercicio ya que en aguas naturales no es posible ningún respiro. Además de la gestión de la carrera, el viento, el frío, las olas y las corrientes son factores importantes a considerar. La climatología juega un papel decisivo en la forma de afrontar su sesión o competición. ‍

2. Múltiples beneficios

Hombre nadando en aguas abiertas

La natación es un deporte completo que aporta beneficios al cuerpo, la moral y la salud en general. Esto es aún más cierto en la natación al aire libre. De hecho, el agua fría contribuye a la activación de la circulación sanguínea y fortalece el sistema inmunológico. Por su temperatura, también puede tener un efecto anestésico para aliviar el dolor. Cuando nadar es en el mar, los beneficios son aún mayores. El agua de mar es conocida por sus propiedades antidepresivas, ansiolíticas y eufóricas. Por otro lado, el agua salada ayuda a descongestionar las vías respiratorias. Además, según muchos estudios, los bañistas de mar estarían de mejor humor que otros encuestados. Por último, nadar en aguas abiertas permite que el cuerpo trabaje más grupos musculares que la piscina debido a las corrientes, la búsqueda de apoyo y la necesidad de levantar la cabeza para respirar (cuello, psoas, lumbar).

3. La seguridad como prioridad

A pesar de todos los beneficios que puede aportar la natación al aire libre, es importante tomar algunas precauciones antes de sumergirse por primera vez en aguas naturales. Incluso si quieres practicar con tranquilidad, prefiere los puntos de agua vigilados y nada sólo cuando el agua esté tranquila. ¡Cuidado con el mal tiempo! El agua fría es una fuerte agresión para el organismo. Puedes correr riesgos cardiovasculares y entrar en hipotermia si entras al agua demasiado rápido y sin pensar. No dudes en definir una distancia entre dos puntos que te sirva de límite, y nada por la orilla, nunca hasta el mar. Evite las horas en las que el sol calienta y utilice protector solar. Además, tenga cuidado con la deshidratación y los calambres. ‍

4. Equipo de aguas abiertas

natación con equipos de aguas abiertas

Al igual que la natación bajo techo, las aguas abiertas son asequibles para todos. Por lo tanto, el equipamiento sigue siendo prácticamente el mismo que en la piscina. Por tanto, será obligatorio el bañador, gafas de natación y gorro de baño. También puede ser útil untar grasa de ordeño para prevenir posibles irritaciones solares y proteger del frío. El traje de neopreno podrá considerarse una barrera térmica al frío, pero sólo estará permitido en los entrenamientos y en ningún caso en la competición. Esto también es válido, por supuesto, para las aletas y las almohadillas que forman parte del equipo de entrenamiento. Ventajas, seguridad, equipamiento. ¡Ahora estás listo para desafiar los elementos! ‍

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *