Resumen

¿Sabías? El kayak es un deporte mucho más completo de lo que parece, y una estupenda actividad para ponerte en forma sin hacerte daño.

Todo ello mientras disfrutas de la naturaleza y a tu propio ritmo gracias a las manualidades de Itiwit diseñadas para todos los niveles… Entonces, ¿qué quiere la gente? ¡Paletas, por supuesto!

‍ ‍

Hacer kayak y ponerse en forma: redibujar tu físico

Cada palada bien ejecutada trabaja los músculos de tus brazos y hombros, que rápidamente ganan fuerza y ​​potencia. Pero mientras lo haces, también se ejercitan otras partes de tu cuerpo:

  • Tus abdominales se contraen particularmente cada vez que te inclinas y giras.
  • Tus abdominales, espalda, piernas y glúteos también trabajan para mantener tu postura mientras remas.
  • Tus capacidades cardiovasculares y aeróbicas se potencian: el movimiento continuo del remo hace que tu corazón trabaje más y mejora su salud.  

¿Ya estás en forma pero quieres aprovechar un poco más tus reservas? ¡Dividid el entrenamiento! Rema vigorosamente durante 1 min y luego cambia a un ritmo más moderado durante 2 o 3 min. ¡Entonces hazlo una y otra vez!    

El kayak también es una forma eficaz de aumentar el ritmo cardíaco y quemar más calorías. Definitivamente es un excelente ejercicio que consume calorías y ayuda a tonificar los músculos.

Cada palada bien ejecutada trabaja los músculos de tus brazos y hombros, que rápidamente ganan fuerza y ​​potencia.

mezclando kayak y fitness

Kayak: ¡entre la alternativa suave y el “todo a tope” de los amantes del deporte!

El kayak ofrece otras ventajas si quieres aprovechar tus reservas sin causar traumatismos en tu cuerpo, como podría ocurrir, por ejemplo, hacer jogging. Es una actividad más adecuada si tienes rodillas o caderas sensibles.  Por el contrario, dada su amplitud, el kayak es una excelente actividad complementaria si eres un deportista todoterreno: sobre todo si ya ejercitas mucho la parte inferior del cuerpo corriendo o montando en bicicleta.

excelente actividad complementaria

¡El kayak te brinda tanto el placer de estar en buena forma como el del aire libre!

Con la vuelta de los días soleados o tras un periodo de convalecencia, la vuelta a la actividad física requiere de una buena dosis de motivación. ¿No quieres correr entre los gases de escape de los coches o pedalear en un gimnasio? El kayak puede volver a marcar la diferencia a la hora de ponerse en forma. Aunque esta actividad requiere un poco de tiempo y organización, te ayuda a desconectar a muchos niveles:

  • ‍ Estás trabajando la resistencia sin darte cuenta, en el agua y con tus sentidos renaciendo.
  • Podrás disfrutar de la naturaleza, respirar el aire del mar y obtener mucha vitamina D bajo los rayos del sol en invierno.
  • Obtendrá una sensación de relajación a través de paisajes impresionantes y el sonido de la vida silvestre.
  • Disfrutas de la sensación de tu kayak deslizándose sobre el agua gracias al trabajo profundo de tus brazos… ¡Y en 2 paladas has vuelto a encontrar tu sonrisa y tu forma!
Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *