Resumen

¿Planeas salir a correr en un clima cálido? En caso afirmativo, lee los consejos esenciales que debes conocer para correr en climas cálidos.

Independientemente de tu experiencia o entrenamiento, si quieres estar en buena forma mientras corres, es fundamental eliminar el calor corporal y no absorber demasiada «energía térmica» mientras haces ejercicio.

‍ ‍

  1. Acostumbra tu cuerpo al calor

Diseña un plan de entrenamiento para correr que te preparará para el calor del verano. La primavera es una estación ideal, con cada día más sol. Sigue un programa de entrenamiento que dure al menos varias semanas dependiendo de tu nivel. ‍

  1. Corre en deportes turbios y corre en los puntos más interesantes del día

Si quieres evitar estar expuesto al calor más fuerte del día, corre temprano por la mañana (antes de salir al trabajo) o por la noche cuando llegues a casa. Busque lugares con sombra (parques, senderos forestales, etc.). Tu cuerpo se irá acostumbrando poco a poco al calor. ‍

  1. Acorta tu calentamiento

En verano, puedes calentarte durante un período de tiempo más corto que en invierno. Debido a la temperatura, tus músculos se calientan más rápidamente. Modifica tus calentamientos según la temperatura y cómo se siente tu cuerpo. ‍

  1. Use prendas holgadas y transpirables

Cuando salgas a correr, utiliza siempre ropa para correr holgada y transpirable . Cuando haces ejercicio en un clima cálido, tu cuerpo puede enfriarse más fácilmente. La ropa para correr de verano está idealmente diseñada para climas cálidos. Los materiales técnicos utilizados en estas prendas evacuan el sudor y ayudan a canalizar el calor.

‍ ‍

  1. Enfríe su cuerpo antes de salir y durante la carrera

Antes de salir, puedes refrescar tu cuerpo tomando una ducha tibia. Esto reducirá la temperatura corporal y es especialmente eficaz si corres por la noche después de un día de trabajo. Si tienes demasiado calor mientras corres, humedece tu ropa y moja tu cabello. ‍

  1. Beba suficientes líquidos antes y durante la carrera

¡Esto es clave para un buen entrenamiento! No importa la temporada, los corredores siempre deben pensar en la hidratación no sólo durante sus carreras sino también cuando no están entrenando. ‍ De hecho, durante el ejercicio, no estás completamente hidratado. Tu cuerpo necesita estar bien hidratado antes de empezar a hacer ejercicio. ‍ Importante : no espere hasta tener sed para beber. La sensación de sed ya es un indicio de una pérdida del 1% de los líquidos del cuerpo, lo que equivale a una pérdida del 10% de la capacidad física. Para estar en plena forma, bebe pequeños sorbos de agua aproximadamente cada diez minutos. ‍ Recuerda : durante una carrera larga o intensa en un clima cálido, tu cuerpo pierde no solo agua sino también minerales. Para mantener el nivel de resistencia, es necesario compensar la pérdida de electrolitos bebiendo una bebida energética isotónica rica en hidratos de carbono (aprox. 50 g por litro de hidratos de carbono).

‍ ‍

  1. usar una gorra

Usar gorra es clave para protegerse de los rayos del sol. También ayuda a que el calor corporal se evapore a través de la cabeza (mediante la transpiración). ‍

  1. Proteja su piel y sus ojos del sol

¡El mayor problema del sol es que quema! Proteja su rostro, brazos y piernas usando protector solar con un SPF alto (mínimo 20). ‍ Al igual que el resto de tu cuerpo, tus ojos están sujetos a los intensos rayos del sol. Cuando corras, usa las gafas de sol adecuadas para tus ojos. Esto ayudará a prevenir dolores de cabeza y problemas visuales. ‍

  1. No sobreestimes tus habilidades. A la primera señal de calor, derrame cerebral, ¡deje de hacer ejercicio!

Un golpe de calor puede tener graves consecuencias para tu salud. El calor y la humedad juegan el papel más importante en el aumento de la temperatura corporal. Todo corredor debe saber reconocer los primeros signos de un golpe de calor (náuseas, mareos, dolores de cabeza, desorientación, fatiga grave, etc.) y debe dejar de correr inmediatamente y ponerse a la sombra.

‍ ‍

  1. Cuando regrese a casa, deje que la temperatura de su cuerpo vuelva gradualmente a la normalidad.

No te duches inmediatamente después de hacer ejercicio. La temperatura corporal debe volver gradualmente a la normalidad. En su lugar, rocíe agua y beba una bebida rica en carbohidratos para reponer energía.

‍ Recuerda : El calor y el sol invernal son buenos para el cuerpo en su conjunto, pero también pueden ser peligrosos si no sigues las precauciones adecuadas durante la carrera. Una amplia variedad de medidas le ayudarán a protegerse del sol y a hacer que el calor corporal se evapore o impida su absorción. Recuerda protegerte, beber bebidas constantemente y mantener tu cuerpo fresco.

‍ Protección solar

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *