Resumen

Probablemente todos hemos sufrido calambres musculares antes; esas contracciones musculares espontáneas, sostenidas y dolorosas. Incluso cuando son muy breves, pueden causar mucho dolor…

Los calambres musculares son muy comunes, especialmente en mujeres embarazadas y personas mayores. Estas contracciones son siempre involuntarias, no se aflojan inmediatamente y provocan una rigidez visible o palpable del músculo que dura desde unos segundos hasta 15 minutos y, a veces, más. Se activan mediante un impulso eléctrico del cuerpo. Con frecuencia, estos calambres ocurrirán varias veces antes de desaparecer por sí solos. Pueden afectar a cualquier músculo, ya sean las pantorrillas, las piernas, los pies, el cuello… Una contracción muscular puede implicar parte de un músculo, un músculo entero o incluso varios músculos a la vez. Suele ocurrir durante el ejercicio físico o por la noche, lo que se conoce como calambre nocturno. Es más, ¡nadie se salva, ni siquiera los niños! ‍

1. ¿Cuáles son los factores de riesgo de los calambres musculares?

Es difícil saber exactamente qué causa los calambres. Sin embargo, se ha demostrado que ciertos factores pueden tender a aumentar la aparición de calambres:

  • Ejercicio físico intensivo sin preparación ni calentamiento suficiente
  • Embarazo o vejez
  • Ciertos problemas metabólicos como deshidratación, consumo excesivo de regaliz, etc.
  • Ciertas «intoxicaciones» como el abuso de estimulantes (té, café, etc.)
  • Mucha sudoración. Sobrecarga muscular (por ejemplo, cuando permaneces de pie demasiado tiempo).
  • El frío
  • Ciertas deficiencias vitamínicas.
  • Mal flujo sanguíneo a las piernas

2. ¿Qué se debe hacer en caso de calambres?

niña bebiendo bebida aptonia

Cuando sufres un calambre durante una actividad física, por supuesto debes dejar de hacer ejercicio y, si es posible, estirar el músculo sobre una superficie fría para aliviar el dolor. Luego debes masajear suavemente el músculo y beber un vaso de agua azucarada. Si tienes calambres en la pantorrilla, debes recostarte boca arriba, levantar la pierna y pedirle a alguien que te la masajee suavemente mientras estiras el pie hacia arriba. Beba un vaso de agua azucarada al mismo tiempo. ‍

3. ¿Cómo se pueden prevenir los calambres?

Para evitar en la medida de lo posible contracciones musculares dolorosas, debes:

  • Asegúrate de estar bien hidratado antes, durante y después de una actividad física e incluso cuando no estés haciendo deporte.
  • Calentar correctamente
  • Evite el consumo de alcohol, tabaco y estimulantes como café y té.
  • Haga ejercicios de estiramiento regulares o incluso diarios. ‍
Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *