Resumen

Solo, en grupo, en pareja, las posibilidades son infinitas. Esperamos que al final de este artículo hayas dado tu primer paso al menos por mera curiosidad.

El mensajero griego Filípides pone todas sus energías en correr hacia Atenas para anunciar la victoria contra los persas. Pero después de unos 40 kilómetros, muere y deja su huella con la palabra «maratón» que queda como emblema de la ruta a pie. ‍ ¡Te dejaremos zapatos ! ‍

1. Equipo necesario para correr

Correr se practica con mayor frecuencia al aire libre y, por lo tanto, diferentes temperaturas tienen efectos diferentes. Los fabricantes de equipos han diseñado prendas que se adaptan a cada estación, situación y clima. Lo ocioso es tener un poco de todo en el armario para no tener que parar en cuanto refresque un poco o la lluvia muestre su cara suave. Un par de zapatillas para correr es imprescindible, sin ellas no podrás tragarte los kilómetros que tanta libertad te dan. Si está bien elegido (teniendo en cuenta tu talla, patada, zancada, la amortiguación adecuada y la comodidad), te acompañará a afrontar todos los retos que te propongas a ti mismo o a tus amigos . ¿ Te preguntas si necesitas ropa específica para correr ? ¡Sí, efectivamente lo haces! Algunos materiales (algodón) deben excluirse porque retienen la humedad del sudor. El sistema de pañales te ayudará a entrenar con placer y comodidad. Lo que necesitas es una capa transpirable 1 para mantener tu piel seca. La capa 2 ofrece aislamiento con ropa tipo chaqueta polar que evita el frío y la capa transpirable 3 suele ser un cortavientos que evita que el viento entre en tu sistema cuando hace frío. Igual de importantes son los accesorios ( guantes , gorros , gargantillas , calcetines ), que te cubran bien y que tengan diferentes funciones (comodidad, ligereza y calidez).

‍ ‍

2. ¿Dónde puedes correr?

Las calles de la ciudad, los senderos rurales, los caminos, las posibilidades son bastante amplias. Tendrás que decidir qué parte de la ciudad te gustaría pintar de rojo con tu carrera. ‍

Las múltiples opciones de terreno te ayudarán a romper la monotonía que suele ser una queja de los corredores. Lo único que tienes que hacer es adaptar tu formación al campo de tu elección según tu disponibilidad personal. Intenta dedicar tus fines de semana a la naturaleza y explorar senderos desconocidos. ¿Quieres descubrir caminos más empinados? Es muy posible con equipo de trail adaptado ( zapatillas con diferente agarre en la suela). Lo importante es sentirte seguro donde corres, no dudes en avisar a alguno de tus seres queridos cuando salgas a correr. 

‍ ‍

3. Las reglas para correr

¡Depende de ti inventarlos! Realmente no existen reglas estrictas para correr, siempre y cuando respetes ciertas cosas como seguir el recorrido, usar un babero reflectante por la noche , etc.

‍ De lo contrario , es importante recordar seguir tus instintos y sentimientos. Escuche a su cuerpo. Comprenda cuándo debe detenerse antes de que la fatiga se apodere de usted. Correr como actividad te permite salir de verdad y oxigenarte, plantearte objetivos personales y mejorar semana tras semana. La competencia y el bienestar no son incompatibles mientras no aumente la presión. Si te encuentras en una situación así, te recomendamos acudir.

4. Los principales beneficios de correr

Si buscas la autotrascendencia con una actividad, no busques más y ven a correr con nosotros. «Correr» como actividad va más allá de lo físico. Es un acto meditativo. Uno de los mayores beneficios de correr es que te ofrece momentos reales tanto individuales como colectivos junto con una sensación de bienestar durante o después del esfuerzo. Algunas personas corren por beneficios físicos, mientras que otras asocian correr como una forma de relajación o liberación de estrés. De cualquier manera, el esfuerzo es bueno tanto para el cuerpo como para la mente.

5. ¿A quién está dirigido el running?

¡A todos aquellos que se atrevan a desafiar el mal tiempo! Más en serio, el criterio principal es tener buena salud y ser considerado apto por orden médica para tal actividad.

‍ Ir a carreras preocupándose por la salud general o cardíaca sería arriesgado. El disfrute debe ir más allá de los fallos físicos. Estemos tranquilos, el running se puede practicar a cualquier edad, ¡no hay fecha límite para empezar! Mientras quieras airearte, ir más allá, compartir un momento deportivo, anímate y lleva a tus seres queridos para una mayor convivencia. Y como de vez en cuando aparecen pequeñas llagas (tendinitis, esguince, contractura…) prevenir este tipo de lesiones adoptando buenos reflejos (calentando, estirando, trabajando progresivamente).

HAGA CLIC PARA REGISTRARSE EN DECATHLON RUNNING CLUB

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *