Resumen

Consejos para elegir la rodillera adecuada que necesita

Hoy en día, cada vez a más personas les encanta hacer deportes en Hong Kong, correr, hacer senderismo, practicar deportes de equipo como el baloncesto y el fútbol, ​​mientras que la incidencia de lesiones de rodilla también está aumentando. La mayoría de las personas usan rodilleras y esos productos de soporte juegan un papel importante en la prevención de lesiones de rodilla y en la protección de las rodillas lesionadas. ¿Sabes elegir una rodillera adecuada? ‍

¿Cómo seleccionar la rodillera adecuada?

2. Rodillera Knee Soft 500/Knee Mid 500

Rodillera

Para aquellos que tienen daño en los ligamentos y necesitan participar en deportes, pueden elegir una rodillera con soporte para ligamentos. La tensión de la rodillera puede limitar el alcance del movimiento de la rodilla y, con las tiras metálicas de soporte lateral, puede aliviar eficazmente la presión del ligamento y evitar daños mayores. Adecuado para: En caso de lesiones de menisco, estas rodilleras protegen el menisco compartiendo la presión.  ‍

3. Tira de rodilla

tira de rodilla

La banda del húmero es anular y está fijada a la cresta ilíaca debajo del húmero. La rodillera tipo banda proporciona una fuerza de contención, que puede reducir la participación excesiva del tobillo durante los ejercicios, reduciendo así el dolor y permitiendo que el resto descanse moderadamente. Sin embargo, un aparato ortopédico de este tipo no tiene ningún efecto protector sobre otras partes de la articulación de la rodilla. Para personas con lesiones de ligamentos y meniscos, esta rodillera no es adecuada. Adecuado para: Es adecuado para personas con flema y dolor debajo de la rodilla, y también para quienes a menudo trotan, saltan, caminan y practican juegos de pelota. ‍

4. Cómo elegir una rodillera adecuada

Tamaño adecuado: algunas personas piensan que es menos probable que las rodilleras más holgadas interfieran con la actividad, mientras que las apretadas parecen difíciles de quitar. Uno demasiado apretado dificultará la circulación sanguínea y causará molestias; aquellos demasiado flojos proporcionan un apoyo insuficiente. ‍

5. Protege tus rodillas

Si no tiene una lesión en la rodilla, no es necesaria la rodillera. Deja que los tendones, ligamentos y músculos se adapten y fortalezcan. En la práctica diaria, en lugar de utilizar una rodillera para proteger las rodillas, es mejor trabajar para fortalecer los propios tendones y ligamentos. Evite el uso de aparatos ortopédicos demasiado protectores, ya que puede debilitar su propia fuerza muscular: para lesiones menores, los modelos básicos de rodilleras, como soft 100 y soft 300, brindan suficiente soporte para la rodilla. *Las descripciones del producto presentan la composición y eficacia, lo que sugiere que no tiene efecto curativo. Los efectos reales pueden determinarse por los hábitos personales y la calidad de la piel, etc.

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *