Resumen

En una palabra, si tu objetivo, y es un objetivo digno, es perfeccionar tu técnica de natación, ¡los ejercicios educativos son imprescindibles!

 Si tu objetivo es perfeccionar tu técnica de natación, ¡los ejercicios educativos también son esenciales!

 Estos ejercicios de natación, de distintos grados de dificultad, se centran en un punto concreto de tu técnica de natación. Repetir el ejercicio ayuda a corregir y luego automatizar el movimiento hasta que ya no suponga un esfuerzo. En una palabra, si tu objetivo, y es un objetivo digno, es perfeccionar tu técnica de natación, ¡los ejercicios educativos son imprescindibles! ¡Y sostengo que todo se puede perfeccionar mediante ejercicios educativos y algo de práctica! Hoy nos concentraremos exclusivamente en los ejercicios educativos más efectivos para mejorar tu técnica y aumentar la potencia de tus piernas. Así que sigamos adelante y aprendamos cómo hacer que esas piernas realmente remen. ‍

  1. Patear con híper oposición

No es el comienzo más fácil e incluso el nombre suena aterrador. Pero, después de todo, estamos aquí para aceptar un desafío y superarnos. La posición en las patadas de hiperoposición es fácil de imaginar. Este ejercicio no requiere ningún equipo. Todo lo que tienes que hacer es tumbarte boca abajo en el agua. En este punto, nadas instintivamente dando brazadas con los brazos al frente. Pero ahora vamos a poner las cosas un poco más difíciles. Estira los brazos hacia abajo, con una mano sobre la otra, perpendiculares al cuerpo (el pecho y los brazos forman un ángulo de 90°). Una vez estable en esta posición, comienza a dar patadas para avanzar, levantando la cabeza del agua cuando necesites respirar mientras miras al frente. Gracias a la resistencia que producen tus brazos colocados perpendicularmente, este ejercicio trabaja mucho las piernas, ayudándote a aumentar tu potencia de propulsión. ¡Educativo, difícil, pero notablemente efectivo!

  1. Patear sin tabla

Nada podría ser más fácil de entender. Está todo en el título. Pero echemos un vistazo más de cerca. Si estás acostumbrado a ejercitar las piernas con una tabla, déjala por una vez al lado de la piscina. Esto ejercita las piernas sin flotadores. El ejercicio consiste en nadar dando patadas estando de frente, con los brazos estirados frente a ti. Es necesario permanecer perfectamente horizontal y levantar sólo brevemente la cabeza para respirar. Y para hacerlo aún más difícil, ¡está estrictamente prohibido remar con los brazos! Lo original de este ejercicio educativo es que puedes realizarlo en diversas posiciones. También puedes hacerlo boca arriba o incluso de lado (izquierdo o derecho). Al nadar boca arriba, adopte la posición de “flecha”, con los brazos estirados detrás de la cabeza y las manos juntas para mejorar la hidrodinámica. Cuando esté de lado, haga movimientos de “perfil” con el brazo más cercano a la parte inferior frente a usted y el brazo en la superficie junto a su muslo. Al nadar de lado, respire girando ligeramente la cabeza. Además de mejorar tu brazada, este ejercicio te enseñará a mantenerte perfectamente horizontal en todas las circunstancias para desarrollar tus músculos centrales. Para trabajar aún más este punto al nadar de frente, te recomiendo un snorkel frontal. ¡Este ejercicio educativo y sus variantes son sencillos y te ayudarán a mejorar tu técnica y posición de natación de una manera suave y relajante!

  1. Patadas con el dedo gordo del pie

¿Qué diablos quiere decir esto?

no entrar en pánico. Patear con el dedo gordo del pie es fácil de entender y realizar. Simplemente nada dando patadas con una  tabla de natación , como lo haces normalmente. El pequeño desafío adicional es hacer que los dedos gordos del pie se toquen con cada patada. Puedo ver que no estás convencido…

‍ Puede que no sea tan difícil, pero ¿cuál es el punto? Como decíamos antes, los ejercicios educativos te ayudan a corregir tus movimientos y a adoptar los gestos adecuados, hasta que se vuelven automáticos y ni siquiera piensas en ellos. El gesto automático que esperamos conseguir con este ejercicio es acercar los pies. Muchos nadadores nadan con los pies demasiado rígidos y demasiado separados. Esto también suele ocurrir en los movimientos ondulatorios. ‍ Además de evitar el contacto adicional con la superficie del agua, lo que ralentiza el movimiento hacia adelante, patear con los pies muy juntos produce una propulsión más eficiente. Cuando los dedos gordos del pie se tocan en cada patada, los pies tienden a girar hacia adentro, favoreciendo la flexión del tobillo y, por tanto, un efecto de latigazo óptimo. ¡Este simple ejercicio hará que tus tobillos sean más flexibles y producirá patadas más eficientes! 

  1. Pateando con los pies en el agua

Piénsalo. Hacer mucha agua blanca no significa que estés nadando mejor. Tenga en cuenta que una patada potente tiene una fase eficiente descendente y ascendente. Tienes que trabajar en ambas fases para desplazar más agua con cada movimiento. Desplazar más agua tiende a producir más propulsión. Y estas grandes masas de agua no están en la superficie, sino en las profundidades. Por tanto, y para conseguir el justo equilibrio entre la posición horizontal del cuerpo y el desplazamiento, el pie no debe salir completamente del agua cuando llega a la superficie. Una patada eficiente sólo produce pequeñas salpicaduras. ‍ ¡ Aquí Pateando bajo el agua, sin salpicar, tonificarás tus piernas, mejorarás notablemente tu propulsión y entenderás rápidamente que no tiene sentido hacer mucha agua brava. ¡Simple y efectivo!

  1. Patadas estáticas

¿ Te gusta andar en  bicicleta estática ? ¿O usar una cinta de correr? Entonces, ¿qué pasa con nadar en el lugar? Este ejercicio de piernas es bastante duro, pero probablemente sea la forma más eficaz de desarrollar músculo, mejorar el rendimiento cardiológico y producir una mayor fuerza de propulsión. El ejercicio consiste simplemente en adoptar una posición vertical, con las manos cruzadas sobre el torso, y permanecer en la superficie, con la barbilla por encima del agua. Para realizar este ejercicio correctamente, debes mantener la barbilla bastante seca. Si esto te resulta demasiado difícil para empezar, ¡siempre puedes ponerte las aletas! Para ganar masa muscular y progresar significativamente gracias a este ejercicio, es importante realizar varios ciclos consecutivos. Así que no tiene sentido exagerar desde la primera serie. Dependiendo de lo difícil que te resulte, ajusta el número de segundos que tienes para permanecer en la superficie y el número de series. Una cosa es segura. ¡Las patadas estáticas te darán muslos de acero! Así que ahora eres un experto en… ¿qué? ¿Quiero algo más? DE ACUERDO . ¡Uno más para el camino! 

  1. Tabla de músculos centrales

Me gustaría ceder la palabra a Fabrice Pellerin, seleccionador nacional y múltiples medallas olímpicas, quien nos explicará exactamente de qué se trata este último ejercicio. Para aprovechar al máximo tus ejercicios educativos, concéntrate en tus movimientos hasta que se vuelvan automáticos. Si haces el ejercicio con prisas no se asimilará correctamente. No tiene sentido pasar todas las sesiones de entrenamiento de natación haciendo ejercicios educativos. Es importante alternar estos ejercicios con la natación normal para poder aplicar cada punto técnico a una situación de la vida real. Uno o dos ejercicios educativos por sesión de entrenamiento son suficientes. Nadadores de mariposa, espalda y braza, ¡no os preocupéis! ¡Pronto tendrás tus propios 5 mejores ejercicios educativos para las piernas para tus propios golpes!

‍ ‍

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *