Resumen

¿Quieres volver a hacer deporte este invierno y te preguntas sobre los beneficios de apuntarte a un club? Permítanos explicarle

Después de haber saboreado los placeres del ejercicio y el aire libre o, por el contrario, haber disfrutado de las delicias culinarias durante las vacaciones, ha llegado el momento de volver a hacer deporte. Y si necesitas un pequeño empujón en la dirección correcta, te presentamos las principales ventajas de hacer deporte en comunidad. Motivación, aprendizaje de una habilidad, nuevas oportunidades, experiencias compartidas, espíritu de equipo: nuestras 5 razones principales que podrían motivarte a llamar a la puerta de un club deportivo.

¿Por qué un club?

Buena pregunta, ¿por qué hacer un deporte como parte de un club? Al fin y al cabo, siempre puedes empezar en casa con una cuerda para saltar y un par de mancuernas, salir a correr a tu propio ritmo o nadar a la hora que más te convenga. Y estamos contigo en eso, es genial y puede ser muy divertido. Además, nadie te dirá que aceleres el ritmo cuando comience la nueva temporada. Aquí te detallaremos los beneficios de practicar deporte en comunidad, combinando buenos propósitos con una reincorporación poco a poco.

Comunidades deportivas: ¡buenas para la motivación!

Lógicamente, tu motivación está en su punto máximo cuando te embarcas en un nuevo deporte o en un nuevo programa de entrenamiento. Entonces, ¿por qué apuntarte a un deporte que puedes practicar por tu cuenta? Porque los buenos propósitos que has hecho durante el buen tiempo en verano pueden hacerte estremecer cuando llega el momento de continuar con tu programa personal de carrera bajo la llovizna de otoño (por ejemplo). Ser parte de un club, incluso para deportes individuales, hace que quieras invertir más en tu deporte, particularmente a través de objetivos o responsabilidades más claras.

¡Y además de motivación, ser parte de una comunidad es fantástico para la confianza en uno mismo!

Si bien puede parecer tentador empezar lejos de las miradas indiscretas, rápidamente pueden surgir dudas. ¿Lo estoy haciendo bien? ¿Mi práctica se adapta a mis objetivos? La formación en comunidad es también una valiosa fuente de asesoramiento y estímulo mutuo.

Dale un impulso a tu vida social y a tu fitness

Además de un gran impulso mental, entrenar en un club también tiene muchos beneficios para tu vida social.

¿En realidad? ¿El verano no aprovechó todas las posibilidades de hacer nuevos amigos? Por supuesto que no. Incluso en el caso de un deporte individual, hacerlo como parte de un club o equipo te da la oportunidad de conocer gente nueva y, en este caso, gente con la que tienes al menos una cosa en común. Además, un club deportivo te motiva a practicar con más regularidad: los encuentros con otros miembros del club y el espíritu de equipo son una fuente de motivación a tener en cuenta en esas noches en las que tienes menos energía.

Aprende mejor y más rápido en un club

Si quieres lanzarte de cabeza al inicio de esta nueva temporada deportiva, entrenar en un club te permitirá alcanzar nuevas alturas.

¿En realidad? ¿Por qué ir hasta el club cuando puedes entrenar en casa siguiendo vídeos en Internet? Porque, por definición, los tutoriales online son generales. Entrenar en un club bajo la atenta mirada de un entrenador te permite trabajar y progresar de forma personalizada, según tus objetivos, tu físico y tu visión del deporte. Practicar en un club, en contacto con profesionales y expertos capacitados, también te permite aprender las técnicas adecuadas y buenos reflejos para progresar más rápido y con tranquilidad.

Equipamiento, equipo… hazte la vida más fácil en un club

Terminamos con lo obvio: ficharte o no por un club también depende de tus objetivos y necesidades. ¿Ah, de verdad? ¿Es más fácil apuntarse a un club que que 30 de nosotros entrenemos en el jardín? Esto es una exageración, pero la verdad es que si estás interesado en los deportes de equipo, unirse a un club pronto se presenta como la mejor solución. Por supuesto, siempre puedes limitarte a las patadas de barrio o a los partidos de cinco jugadores. Pero si quieres vivir la experiencia de ser parte de un equipo o trabajar en una estrategia, prosperarás en un club. El otro punto a favor de formar parte de un club tiene que ver con tus objetivos, incluida la competición . Si quieres medir tu progreso y compararte con tus socios y oponentes, el ambiente del club te estimulará. Y, por último, algunos deportes requieren más equipamiento o entrenamiento: no es fácil instalar un gimnasio completo de musculación en casa o descubrir el buceo en solitario.

Terminamos con una frase de uno de nuestros compañeros, Virgile  “Si hubiera tenido que aprender a remar sin estar en un club, todavía estaría dando vueltas en círculos”

Acciones:
Mostrar comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *